El 50 por ciento de las mujeres españolas tiene celulitis

PIN

UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE, LA PRÁCTICA REGULAR DE EJERCICIO Y EVITAR UN VESTUARIO AJUSTADO FORMAN PARTE DE LAS CLAVES BÁSICAS QUE DISMINUYEN LAS POSIBILIDADES DE SUFRIR ESTA AFECCIÓN

La celulitis aparece como un problema muy habitual entre las mujeres, se calcula que más de un 50 por ciento de españolas la padece y es una de las principales fuentes de preocupación personal, dado que la mayoría la sufre desde la adolescencia. Se produce una especie de hoyos en la piel por la acumulación de agua, grasa y toxinas.

Patología

Esta patología metabólica se caracteriza por una alteración de las células del tejido adiposo. Al no producirse en ellas el drenaje adecuado, se inflaman, aumentan de tamaño y adquieren más rigidez de la normal. La compresión causa el problema circulatorio y linfático, además del consecuente estético. Las causas varían según la edad y el tipo de vida:

  • Hormonales. El embarazo o la pubertad, así como la ingestión de estrógrenos de las píldoras anticonceptivas.
  • Herencia: se tendría que vigilar la alimentación desde la infancia si existen antecedentes familiares.
  • Falta de ejercicio: se acumula mayor cantidad de grasa, y se tiene una peor circulación.
  • Estrés: produce peor calidad de la circulación periférica y una menor eliminación de los materiales de desecho.
  • Alimentación: las dietas ricas en calorías ocasionan obesidad, aunque puede haber personas delgadas con esta afección.
  • Vestido inadecuado: la ropa apretada empeora la circulación, empeorando la celulitis.

La prevención de esta enfermedad, por tanto, precisa de:

  • Dieta saludable: con alto contenido de frutas, vegetales y fibra
  • Ingestión de líquidos: tomar una buena cantidad para mantenerse hidratado.
  • Ejercicio con regularidad para mantener los músculos tonifi cados y los huesos fuertes.

Algunas cápsulas orales y cremas dermatológicas han resultado útiles en el tratamiento de la celulitis: fitoterapia, drenantes y circulatorios. Además, los expertos aconsejan controlar el peso y practicar ejercicio. Otras terapias para paliar la patología:

Drenaje linfático manual: masaje drenante con el objetivo de movilizar el líquido y las proteínas retenidas en las piernas. Se pueden realizar con cremas que contienen los productos fitoterápicos citados anteriormente.

Mesoterapia: aplicación de fármacos en la zona concreta por médicos especializados.

Depresoterapia: masaje subdérmico o endomasaje: con ayuda de un cabezal que aplica un potente vacío. Esta técnica puede prolongarse de 30 a 50 minutos para mejorar su eficacia.

[Total: 0   Promedio: 0/5]