Piel tersa y sin arrugas, con un tratamiento de botox

PIN Botox en Granada

Cada vez son más los pacientes, independientemente de su edad o sexo, que eligen un tratamiento de botox para presumir de una piel tersa y sin arrugas.

Las ventajas de este método estético son numerosas, y su aplicación, sencilla: se basa en la infiltración de un líquido compuesto de toxina botulínica. Sus efectos relajantes actúan sobre algunos músculos del rostro, eliminando o minimizando las arrugas dinámicas, que son las que aparecen como consecuencia del movimiento de esos músculos. En materia de botox Granada cuenta con clínicas locales de medicina estética de gran prestigio especializadas en este tratamiento botox Granada como la Clínica Cocoon.

La historia del revolucionario tratamiento de botox se remonta a 1895, cuando la toxina butolínica (una neurotoxina elaborada por una bacteria llamada clostridium botulinum) fue descubierta por el bacteriólogo belga Van Ermengem. No obstante, sería en 1950 cuando el doctor Brooks de la Universidad de California demostraría que la toxina bloqueaba la liberación de acetilcolina en las neuronas motoras que producen la relajación del músculo.

¿Dónde realizar con garantías el tratamiento de botox en Granada?

Si deseas realizar con todas las garantías el tratamiento Botox en Granada, te recomendamos las siguientes clínicas de medicina estética:

Clínica Cirugía Estética y Medicina Estética Cocoon Imagen.
Camino de Ronda, 95, 18003 Granada
Horario: De 10:00 a 21:00 horas
Teléfono: 958521238
Web: www.cocoonimagen.es

Botox en Granada - Clinica Medicina Estetica Cocoon

 

El tratamiento con Bótox para rejuvenecer rostro, consiste en infiltrar en la piel unas gotas de un líquido que contiene proteína natural purificada para eliminar las arrugas de expresión. Como no es un material de relleno, no elimina las arrugas mediante aporte de volumen, sino que actúa sobre los músculos relajándolos, lo que permite mantener una expresión natural.

La dosis de toxina botulínica que se administra es muy baja y no se acumula con los años, lo que significa que nuestro organismo la reabsorbe y la elimina por vía renal.

El tratamiento se realiza en consulta de forma ambulatoria y no requiere anestesia ya que es indoloro. Consiste en introducir con una aguja muy fina unas gotas del producto en la piel, de forma muy superficial, en el área donde existen arrugas faciales de expresión.

Inmediatamente después del tratamiento no se observa ningún cambio apreciable y se puede retomar la vida laborar sin señales de haber realizado el tratamiento. Durante el primer año, el tratamiento se realiza cada 4 meses y a partir del segundo año, una aplicación cada 6 meses suele ser suficiente.

El primer año el tratamiento se realiza cada 4 meses y a partir del segundo año una aplicación cada 6 meses es suficiente.

[Total: 1   Promedio: 5/5]