¿Qué es la terapia de masajes?

PIN

La primera cita con un nuevo masajista puede ser un poco como una cita a ciegas. Tienes grandes esperanzas de que cuando entres en la sala de terapia te sientas inmediatamente a gusto y establezcas una conexión. Pero si sientes que el terapeuta no está en contacto con la razón por la que estás allí y lo que estás tratando de obtener de la terapia de masaje, no obtendrás los resultados que esperabas lograr.

El hecho es que una buena relación entre usted y su terapeuta es esencial. Tanto si quieres relajarte, como si quieres solucionar algún problema de dolor o mejorar tu postura, la terapia de masaje puede ayudarte. Estar bajo el cuidado de alguien que entiende justo lo que necesitas para alcanzar ese intrincado equilibrio marca la diferencia a la hora de llevar tu tratamiento más allá de lo básico y te hará sentirte renovado por dentro y por fuera.

¿Cómo se puede buscar la pareja perfecta? Un buen punto de partida es pedir ayuda a los expertos. Al igual que las demás relaciones importantes de su vida, la comunicación es la clave. A la hora de concertar su cita con un masajista, merece la pena dedicar tiempo a hablar de sus expectativas particulares para que pueda concertar una cita con alguien que tenga más posibilidades de satisfacerlas. Su estilo de vida, el nivel de estrés y si lucha contra el dolor agudo o crónico son algunas de las cosas que debe asegurarse de cubrir.

Incluso con una consulta, es posible que no lo consigas a la primera, y eso está bien. Los terapeutas de masaje proceden de una gran variedad de orígenes, escuelas de pensamiento y estilos de tratamiento. Si se añaden las diferencias de personalidad y modalidades, es fácil ver por qué el mismo terapeuta puede hacer maravillas con un cliente y quedarse un poco corto con otro. Otro punto a tener en cuenta es que tus propias necesidades no permanecerán estáticas, y tanto si tienes nuevos objetivos como si sólo quieres probar algo diferente, cambiar de terapeuta podría suponer una diferencia positiva.

Independientemente del motivo del cambio, si cree que puede obtener más beneficios acudiendo a otra persona, no tenga miedo de decirlo. Los masajistas entienden que no van a congeniar siempre con todos los clientes, y es perfectamente aceptable pedir una recomendación. Descubrir las muchas ventajas de la terapia de masaje es un viaje, y probar nuevos terapeutas, métodos y especialidades es parte de la diversión.